Criptomonedas

Libra: la «criptodivisa» de Facebook.

La red social ha creado su propia criptomoneda. Mark Zuckerberg ha anunciado el lanzamiento para 2020 de una nueva moneda electrónica: Libra.

Facebook ha creado una filial llamada Calibra, destinada a ejecutar sus operaciones de criptodivisas y mantener todos los datos de transacciones separadas del resto de sus sistemas.

¿Qué es?

Libra es una criptomoneda desarrollada por Facebook. La compañía asegura que con ello pretende que enviar y recibir dinero on-line sea mas fácil y rápido, y mejorará el acceso a los servicios financieros, especialmente a las personas sin cuentas bancarias o con poco acceso a la banca.

¿Como va a funcionar?

Libra, y las aplicaciones y tecnologías para utilizarla se construirán sobre una plataforma de blockchain llamada Libra Network.

Como ya hemos comentado en algún artículo una blockchain está formada por una serie de servidores (también conocidos como “nodos”) que registran y validan cada transacción realizada en la red. A diferencia de muchas otras redes de criptomoneda que permiten que cualquier servidor se una a la red, Libra Network no deja de ser una cadena de bloques “autorizada”, lo que significa que solo ciertos servidores (autorizados por Facebook) podrán conectarse a la cadena.

Facebook dice que permitirá que la red se ejecute más rápido que otras ciptomonedas, haciendo que Libra sea práctica para el uso cotidiano, como las compras on-line.

La red está construida con software de código abierto, lo que significa que cualquier desarrollador podrá crear una billetera digital u otra herramienta para usar Libra en la web. Facebook ha dicho que eventualmente hará la transacción Libra Network a una cadena de bloques pública, aunque no ha proporcionado mas detalles sobre dicho proceso.

¿Quién supervisará a Libra?

A pesar de que fue la compañía de Zuckerberg la que imaginó y desarrolló la infraestructura para Libra, no será la que administrará la moneda digital. En cambio, una organización independiente sin fines de lucro llamada Libra Association supervisará el lanzamiento de Libra y gobernará la moneda.

La Asociación Libra no es mas que un consorcio de empresas y organizaciones sin fines lucrativos de todo el mundo con sede en Ginebra, Suiza. Cuenta con 28 miembros fundadores, incluidas compañías de pagos, tecnología, telecomunicaciones, capital de riesgo y blockchain, así como organizaciones sin ánimo de lucro.

Los miembros incluyen Paypal, Lyft, Coinbase y Mercy Corps, entre otros. La asociación espera tener 100 miembros para el lanzamiento de Libra.

Dicha asociación tendrá dos funciones principales: las organizaciones miembros operarán los servidores para ejecutar la Red Libra, y la Asociación Libra administrará Libra para garantizar su desarrollo y estabilidad.

¿Cómo se mantendrá estable?

Facebook asegura que el valor de Libra será menos volátil que el del actual bitcoin porque estará respaldado por monedas reales. Pero a diferencia de otras “monedas estables”, el valor de Libra no se fijará a ninguna moneda única (la moneda de cambio de criptomonedas, ofrece una moneda 1:1 respaldada por dólares estadounidenses).

En su lugar, Libra será respaldada 1:1 por una “canasta” de reserva de depósitos bancarios en moneda fiduciaria, incluidos el dólar, el euro y el yen japonés, y los vales del gobierno. Esto significa que su valor relativo a cualquier moneda variará.

¿Qué es exactamente Calibra?

Calibra es una subsidiaria de Facebook creada para desarrollar productos y brindar servicios financieros utilizando Libra.

El primer producto de la división será Calibra Wallet, una billetera digital que permitirá a los usuarios almacenar Libra y enviarla a sus amigos como si estuvieran enviando un mensaje de texto a bajo coste o sin coste alguno.

Calibra Wallet será una aplicación independiente y pretende conectarse a Messenger y WhatsApp de Facebook. Otras compañías y entidades también podrán desarrollar billeteras y otras herramientas para utilizar Libra en la red.

Para proteger la privacidad del usuario, Facebook planea mantener a Calibra como subsidiaria independiente. La compañia comenta que Calibra no compartirá la información de la cuenta o los datos financieros de los clientes con Facebok, excepto en circunstancias limitadas, como prevenir el fraude o cumplir con la ley, o a menos que los usuarios hayan aceptado compartirlos.

¿Cual es el beneficio de Facebook en todo ésto?

Facebook espera principalmente que Calibra permita más transacciones entre usuarios y empresas en sus plataformas, lo que podría generar mas ingresos por publicidad para Facebook. La compañía espera poder ofrecer más servicios financieros y crear nuevas fuentes de ingresos a través de Calibra.

Por otra parte, Facebook también asegura que no utilizará los datos de los usuarios de Calibra para orientar los anuncios.

¿Qué dicen los críticos?

Los legisladores y reguladores están preocupados por una nueva herramienta financiera que de repente estará disponible para los 2400 millones de usuarios de Facebook, y están luchando para determinar cómo supervisarla.

El responsable del proyecto, David Marcus, acudió a finales de julio al Senado de EEUU a explicar el proyecto. Anunció que Facebook no pondría en marcha su criptomoneda hasta que queden resueltas todas las inquietudes regulatorias.

Libra acumuló en un tiempo récord críticas y reservas de instituciones, reguladores y gobiernos. El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, el miembro de la Junta Ejecutiva del Banco Central Europeo, Benoit Coeure, y el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, han sido algunos de los pesos pesados de las finanzas mundiales de alzar la voz contra la moneda digital de Zuckerberg.

El presidente de los EEUU Donald Trump, por su parte, consiguió resumir todas las sensibilidades de las autoridades en pocas palabras:

“La moneda virtual de Facebook, la Libra, tendrá baja reputación o credibilidad. Si Facebook y otras compañías desean convertirse en un banco, deben solicitar una autorización bancaria y estar sujetos a todas las regulaciones del sector, igual que otros bancos”.

La Comisión Europea está investigando a la moneda digital de Facebook por tener un “potencial comportamiento anticompetitivo”, así como por los peligros que puede suponer que el gigante tecnológico tenga acceso al mismo tiempo a la información personal y financiera de una misma persona.

Libra, podría crear “posibles restricciones a la competencia” en lo relativo a la información que se intercambia y el uso de los datos de los consumidores. Francia y Alemania ya han mostrado similares reticencias dentro de sus fronteras, advirtiendo de que Facebook podría estar creando un “banco en la sombra” con su propia moneda soberana.

El cuestionario previo que está enviando la UE a personas relacionadas con Libra examina también la posible integración de esta criptodivisa en las aplicaciones que ya son propiedad de Facebook, como la propia red social o las aplicaciones de mensajería de la misma que antes mencionábamos.

Si el uso de la misma se extendiese, Facebook controlaría a la vez información personal de sus usuarios, sus gustos y buena parte de sus comunicaciones personales, así como su información financiera, pudiendo trazar un perfil personal muy próximo a la realidad y acabando con la privacidad del usuario.

La investigación se centra en la estructura de gobierno interno y de membresía de la Libra Association. Esta supone una nueva vertiente de la lucha de la Unión Europea contra el uso de los datos de los usuarios por parte de los gigantes tecnológicos y contra sus comportamientos a menudo cercanos a las prácticas monopolísticas.

Como comentábamos Libra Association está ubicada en Suiza, por lo que la red social espera que sean sus normas sobre privacidad las que se le apliquen. Sin embargo , el regulador suizo asegura que aún no a recibido detalles sobre la puesta en marcha de esta criptodivisa y el tratamiento de los datos personales. La Comisión de Información y Protección de Datos Federal de Suiza pidió detalles sobre estas cuestiones el pasado mes de julio, a lo que no ha recibido respuesta hasta el momento, y marcó como fecha límite finales de este mes de agosto.

Además, una delegación del Congreso de EEUU compuesta por seis legisladores acudirá esta semana a Suiza, con la congresista Maxine Waters al frente, para discutir este proyecto. Water ha destacado en los últimos meses por seguir una línea muy crítica con respecto al papel de las grandes empresas tecnológicas en lo que a privacidad de la información se refiere, y ya pidió en junio a Facebook que detuviera el desarrollo de su criptodivisa hasta que se hayan solventado los posibles problemas regulatorios. “No podemos permitirles simplemente irse a Suiza con todos sus asociados y comenzar a competir contra el dólar”, afirmó entonces Walters.

¿Es Libra realmente una criptomoneda?

Es una pregunta polémica, ya que en relación con el dólar estadounidense, el euro o el yen, es decididamente una criptomoneda porque no existe un banco central que la administre. También tiene un libro contable público, aunque solo algunas personas puedan extraer la moneda.

“Es justo decir que esto usa tecnología de criptomonedas”, tal y como comenta Matthew Green, profesor asociado de ciencias de la computación en la Universidad Johns Hopkins. (Facebook contactó con Green y le preguntó si miraría su documento técnico como un revisor externo. Se trataba de un trabajo no remunerado que rechazó y para el cual tendría que haber firmado un acuerdo de confidencialidad.)

En comparación con el gigante de las criptodivisas Bitcoin, se parece menos a una criptomoneda. Por ejemplo: Bitcoin es un sistema sin permisos. Se participa a través de una prueba de trabajo compitiendo para resolver un “rompecabezas” que le permite agregar un bloque a la cadena. Lo cual significa, esencialmente, que cualquiera puede participar de ello. Esta es un de las ideas más importantes detrás del famoso artículo de Satoshi Nakamoto de 2008: Bitcoin requiere consenso, no confianza.

“De hecho, estoy de acuerdo con la gente que ha estado diciendo que esto en realidad no es realmente una criptomoneda”. -Lana Swartz.

Libra por el contrario, tiene permisos, lo cual significa que solo unas pocas entidades confiables pueden realizar un seguimiento del libro mayor. Esto convierte a Libra en una moneda digital mas que en una criptodivisa, comenta Lana Swartz, profesora asistente de estudios de medios en la Universidad de Virginia, que ha estudiado ampliamente la comunidad bitcoin. “De hecho estoy de acuerdo con la gente que ha estado diciendo que esto en realidad no es realmente una criptomoneda”.

Por otro lado, Libra se asigna a “billeteras” seudónimas, y las transferencias se realizan a través de operaciones de clave pública, dice Nichilas Weaver, investigador del Instituto Internacional de Ciencias de la Computación y profesor del departamento de ciencias de la computación de la Universidad de California, Berkeley. Weaver apunta que el modelo autorizado significa que se necesita menos potencia informática. Bitcoin desperdicia mucha energía, evitando los llamados ataques Sybil en los que un atacante llena la red con computadoras que el atacante controla y causa estragos en la red.

La única conclusión a la que llegamos es que no existe una definición clara de “criptomoneda”, por lo que denominar a Libra como criptomoneda se hace complicado, sobre todo respecto al tema de la descentralización.

¿Por qué es importante la descentralización de las criptomonedas?

Teóricamente, eliminar el banco central de la ecuación democratiza la moneda. En la práctica, eso no es exactamente así. Matt Levine, de Bloomberg, lo explica.

Es cierto que Internet está, de alguna forma, descentralizada ya que no está controlada por el gobierno o una corporación específica. Pero la realidad es que ciertas compañías tecnológicas masivas controlan la mayor parte de la infraestructura: la búsqueda en Internet es Google, el correo electrónico es Gmail, la computación en la nube que impulsa la mayoría de los sitios web es Amazon. “El efecto democratizador de la apertura y descentralización de Internet se ve contrarrestado por sus vastas economías de escala y efectos de red, que tienden a concentrar el poder en unos pocos grandes ganadores”, dice Levine.

Y Facebook quiere ser el gran ganador de la criptomoneda.

¿Por qué saben que Libra será una “moneda estable”?

Basicamente, cualquier criptomoneda vinculada a una moneda fiduciaria (por ejemplo, el dólar estadounidense) o algún tipo de seguridad respaldada por el gobierno (como un bono) cuenta como una moneda estable. La idea es que haya más estabilidad, de ahí el nombre, y menos volatilidad que en algo como bitcoin, que no está vinculado a nada. Bitcoin es exáctamente tan valioso como la gente cree que es, lo que lo hace muy, muy volátil.

Sin embargo, a diferencia de la mayoría de las monedas estables, Libra no está vinculada a una moneda específica. Como comentábamos Libra está vinculada a un grupo de “activos de baja volatilidad, incluidos depósitos bancarios y valores gubernamentales” en varias monedas. Si bien hay una Reserva de Libra, Libra no parece estar necesariamente vinculada a su valor. Más bien, la reserva funciona como una especie de límite inferior sobre el valor de Libra.

Eso significa que solo hay un valor para Libra, sin importar dónde vivas. Levine también apunta algo interesante en este punto: si Libra se da cuenta, es probable que desplace monedas como el dólar. Eso es porque si gastas principalmente Libra, tal vez porque ya compras la mayoría de las cosas on-line solo convertirás tus Libras en dólares para cuando necesites gastar dinero fiduciario, y el dólar comenzará a parecerte molesto ya que sigue subiendo y bajando en relación a Libra. “El objetivo es que libra sea más útil que cualquier moneda nacional, aceptado en más lugares y con menos complicaciones; vincularlo a una sola moneda nacional solo lo detendría”, escribe Levine.

Software developer and self-taught computer security.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *